Abre cada pestaña para entender la forma en que el ajedrez contribuye a la formación de quienes lo practican

EL AJEDREZ EJERCITA EL CEREBRO

a) Jugar ajedrez ayuda a desarrollar la creatividad al activar ese costado del cerebro.

b) Jugar ajedrez desarrolla las dendritas, que conducen las señales del cerebro y también la corteza pre frontal, que coordina las funciones de planeamiento, razonamiento y auto-control. Es especialmente positivo para los niños entre 5 y 12 años, periodo fundamental para aumentar las capacidades del cerebro.

c) Además, las personas mayores de 75 años que practican juegos mentales como el ajedrez tienen menos probabilidades de desarrollar demencia.

d) Es sabido que los estudiantes de un programa de ajedrez en Nueva York mejoraron sus notas en lectura por sobre el grupo que no jugó ajedrez. También existe un estudio documentado de 4 mil alumnos de Venezuela que mostraron en la década de los 90 un aumento de su Coeficiente Intelectual luego de 4 meses de instrucción en ajedrez.

e) Hay muchas otras evidencias y pruebas que determinan que el ajedrez entrega un tremendo aporte al desarrollo mental del ser humano, en distintas etapas de la vida.

EL AJEDREZ POTENCIA HABILIDADES SOCIALES

Trabajo en Equipo y Colaboración

A pesar de ser un juego individual, puede jugarse en equipos. En estos torneos el desempeño depende de la colaboración de todos. Este trabajo en equipo y colaboración se desarrolla a nivel de los clubes de ajedrez o en las escuelas.

Empatía o Inteligencia Interpersonal

En el ajedrez es importante comprender la estrategia del oponente, interpretar sus emociones y anticiparse a sus acciones.

 

Control Emocional

Es preciso controlar los sentimientos de frustración ante la derrota, exitismo en la victoria, timidez frente a lo desconocido, distancia ante los desafíos, además de la detección de errores para no cometerlos en las siguientes partidas.

Adaptabilidad e Iniciativa

En el ajedrez se presentan situaciones inesperadas, que exigen readaptar las estrategias. Por ello es fundamental mantener la atención, la voluntad y la iniciativa durante el desarrollo de la partida.

Respeto a las Normas

En el ajedrez se promueve la honestidad y la integridad del jugador al cumplir las normas.

Sentimiento de Logro y Potenciación de la Autoestima

En el ajedrez hay que tomar la iniciativa, dentro y fuera del tablero y dedicar horas de práctica en competiciones. Así, con el esfuerzo que requiere la perfección del juego, también crece la autoestima y la confianza para seguir aprendiendo y enfrentarse a nuevos retos con éxito.

EL AJEDREZ COMO DEPORTE

Deporte muy barato de practicar 

Porque sólo necesitas de un juego de ajedrez y a veces de un reloj control para ti y tu oponente. No requiere de especiales instalaciones ni equipos costosos. Basta con disponer de una mesa y dos sillas en una sala o incluso al aire libre.

Deporte fácil de organizar 

Realizar actividades con el ajedrez es una iniciativa al alcance de todos sus cultores. Los tipos de torneos y otras actividades son sencillos de hacer, sólo se necesita un equipo entusiasta para organizar actividades de buena calidad.

Deporte para toda edad 

Este es un aspecto altamente positivo del ajedrez: se lo puede practicar durante todas las etapas de la vida. Este elemento aporta integración e intercambio entre generaciones, unidas en torno a una actividad común.

Deporte rankeado 

Todos quienes comienzan a competir en torneos oficiales obtienen puntos ELO, que es el ranking mundial de los jugadores de ajedrez. A través de estos puntos ELO un jugador puede medir su fuerza de juego.

Deporte que permite viajar 

El ajedrez está ramificado en toda la geografía del planeta. Hay muchas personas que planifican viajes para jugarlo.

Para iniciados, intermedios y maestros 

En el ajedrez hay espacio para todos los niveles de comprensión del juego. En los deportes físicos a veces el que no tiene demasiadas aptitudes tiende a renunciar, pero en el ajedrez todos tienen oportunidad de ganar y perseverar.

EL AJEDREZ COMO PASATIEMPO

Para toda la familia 

Sí, porque el ajedrez da la oportunidad a cualquier integrante de la casa para medirse con los otros, sea la mamá, papá, hermanos, tíos, abuelos. Cuando varios en casa saben jugarlo es muy entretenido hacer una actividad familiar.

En el barrio 

Así como puedes jugar fútbol en tu vecindario o andar en bicicleta, también puedes sacar tu juego de ajedrez y medirte con tus vecinos. Es así, a través del tiempo libre en el barrio, como puedes empezar a crear tu propio club.

En Internet 

Si estás en casa y no sabes cómo entretenerte, o si vas de viaje en un bus, tren o automóvil, puedes jugar al ajedrez desde tu teléfono o computadora, para pasar el tiempo que antes era de aburrimiento y convertirlo en una actividad positiva.

Por email 

Existen grupos de jugadores de ajedrez que no disponen de tiempos definidos para jugar y que utilizan el email para practicarlo en esos momentos que aparecen de vez en cuando y sin demasiado aviso.

Solución de problemas 

En el ajedrez puedes ejercitar mentalmente la solución de situaciones especiales que se producen. Son acertijos de ajedrez, frente a los cuales debes saber llegar a la solución. Hay problemas para todos los niveles.

Observar momentos espectaculares 

Antes gracias a los libros y hoy día, también con los videos online, puedes mirar a los maestros de ajedrez realizar partidas espectaculares, llenas de lucha y de momentos de tensión. ¡A veces es mucho mejor que una película!.

EL AJEDREZ INCULCA Y REFUERZA VALORES

Anti-discriminación 

En los grupos de ajedrez de todas las edades y niveles de conocimiento, existe en todo momento un espacio para cada individuo, con sus particularidades. El ajedrez promueve la aceptación del otro, con lucha dentro del tablero y camaradería fuera de él.

Amistad 

La vida es mucho más que una actividad deportiva como el ajedrez y, por estar varias horas jugando y compartiendo con otras personas, se desarrollan buenas relaciones de amistad y sentido de unidad, más allá del tablero.

Solidaridad y compañerismo 

Todos perdemos alguna vez en el ajedrez. El ajedrez invita a solidarizar con el derrotado y ayudarle a pasar el trago amargo, estableciendo con el tiempo gestos de reciprocidad. El camino del ajedrez es mejor recorrerlo en equipo, para resolver dudas, intercambiar conocimientos, practicar, apoyar al otro, etc.

Sacrificio 

Tanto en la vida como en el ajedrez, para lograr nuestras metas debemos sacrificar otras cosas. El ajedrez nos enseña a hacer sacrificios, pero a la vez nos hace ponderar las cosas para saber qué vale la pena sacrificar y qué no.

Honestidad 

El ajedrez ofrece en el tablero una realidad que representa la verdad para el jugador. Aceptar la situación, asumir las consecuencias y tomar decisiones para el futuro tiene que ver con ser honesto consigo mismo y los demás.

Respeto 

El ajedrez enseña a respetar a todos los que están alrededor: el rival, los espectadores y todo el resto. Sea en el transcurso de la partida o en la vida misma, el respeto es un valor y un elemento que nunca se debe perder.

EL AJEDREZ DESARROLLA PARA LA VIDA

Enfocarse en Algo Específico 

Ordenar las prioridades, urgencias y cosas importantes dentro del tablero para ir atendiéndolas una a una es parte del juego correcto del ajedrez. En la vida, igualmente, una mejor organización y concentración sobre lo importante da a la larga mejores frutos.

Anticiparse en Aceptar las Desventajas 

El jugador administra sus piezas igual como los recursos de que dispone una persona. Siempre se debe ponderar el costo y beneficio de la acción a emprender. La aceptación de que a veces hay que perder recursos para seguir adelante es esencial en la vida y también en el ajedrez.

Imaginar una Situación 

Uno de los elementos más fascinantes del ajedrez es que la búsqueda de jugadas está basada en situaciones futuras que se deben imaginar y evaluar. El mismo proceso se da en la vida para la toma de todo tipo de decisiones.

Comprender lo que es la Confianza 

El hecho de administrar las 16 piezas a cargo del jugador y enfrentarlas a las 16 del rival involucra el ejercicio de la responsabilidad. Cuando el jugador se da cuenta de que todo depende de él, aparece la confianza en sí mismo.

Memorizar Información 

Todo jugador de ajedrez que desea progresar debe acumular en su cabeza tantos datos de jugadas y teoría como le sea posible. En la vida, el que tiene más conocimientos maneja más opciones de elegir distintos caminos.

Humildad y Perseverancia 

La naturaleza del ajedrez premia al humilde. El jugador aprende, a veces por la fuerza de la experiencia, que los aspavientos no sirven de nada y que sólo la perseverancia en el trabajo es el camino al éxito. ¡Lección para la vida!.